Bajo el influjo de Lóquiz

Bajo el influjo de Lóquiz

El auzolán está a la orden del día en la localidad de 48 habitantes empadronados. El trabajo colectivo suple la falta de presupuesto

Como otras localidades vecinas del valle de Metauten, el concejo de Ollobarren se sitúa estratégicamente al pie de la sierra de Lóquiz. El entorno natural, caracterizado por los bosques de quejigos y encinas, representa su principal atractivo. Destaca, por un lado, la proximidad a los farallones de roca y, al frente, las vistas panorámicas del valle, en toda su plenitud, sin olvidar la irrupción de Montejurra y Monjardín para romper la planicie. El núcleo de viviendas se agrupa en torno a una calle alargada y en ligera cuesta que culmina en la iglesia de la Asunción.

Dos casas rurales atraen visitantes al pequeño concejo de Ollobarren

Característico de la localidad es el canal o regacho que cruza la calle principal, por delante de las viviendas, con el agua sobrante del regadío que baja desde Lóquiz. Las tertulias a la sombra durante las tarde-noches de verano, a veces con los pies metidos en el canal, son estampas de la vida en el pueblo. El canal proporciona el sonido característico de Ollobarren.

La presidenta del concejo, Amaya López de Ciordia Ruiz de Gordoa, destaca este detalle en el discurrir tranquilo del tiempo en el concejo de Ollobarren. “La vida en el pueblo es una apuesta distinta a la de las ciudades. Quienes vienen a vivir aquí saben lo que buscan. Quieren hacer una vida tranquila, aunque se dependa del trabajo, de los colegios y de las actividades extraescolares, que están fuera”, apunta. 

Ollobarren tiene 48 vecinos empadronados, y son cuarenta las personas que viven a diario en la localidad. Destaca la presencia de siete menores de 18 años que cursan sus estudios en los centros de Estella. La buena relación entre los vecinos, quienes se convierten en una gran familia, es una de sus características más notables. Es por ello que las sesiones de auzolán resultan tan exitosas. “No tenemos presupuesto, así que todos trabajamos en auzolán cuando es necesario hacer alguna cosa; y la gente lo respeta”, añade Amaya López de Ciordia. 

Pista de pádel

Gracias al esfuerzo de los vecinos en auzolán, el pueblo goza de numerosas mejoras, algunas de ellas propias de localidades de mucho mayor tamaño. Entre ellas, una pista polideportiva y unas canchas para la práctica de un deporte muy de moda: el pádel. “Teníamos un terreno del pueblo con una piscina que llevaba más de veinte años abandonada. Decidimos recuperar la zona y ahora tenemos una pista polideportiva y multiusos y la pista de squash. Siempre hay gente jugando, incluso a veces de fuera. En el pueblo nos estamos aficionado a este deporte”, cuenta la representante concejil. 

A pocos metros del espacio deportivo, se encuentra el edificio del concejo y la sociedad. Preside una plaza perfectamente arreglada, también con adoquines, incluso de colores, gracias al trabajo de los vecinos del pueblo. “Contamos con profesionales en el pueblo, y eso se nota, pero todos trabajamos. También los niños colocaron adoquines en el suelo”. Otras actuaciones se suman al esfuerzo colectivo como el mantenimiento del pueblo, en cuanto a limpiezas de regachos y de vegetación. 

Calles en perfecto estado

Las ayudas del departamento de Desarrollo Rural también han contribuido a la calidad de vida en el concejo. En 2007, se hacían las calles. Ahora, explica la presidenta, quedaría pendiente la iluminación y arreglar y equipar la sala concejil, pero poco a poco. 

El entorno natural, la proximidad a Lóquiz y sus múltiples oportunidades para el paseo han contribuido al funcionamiento de dos casas rurales en el concejo de Ollobarren. Gracias a los establecimientos y a la sierra, el pueblo atrae a visitantes, durante los fines de semana del año y durante el verano. La actividad económica en el concejo la completan la empresa Obras y Excavaciones Ollobarren, una granja de ganado vacuno y dos familias dedicadas a la agricultura. 

El pueblo se viste de fiesta en torno al 15 de agosto, pero en el calendario festivo destacan también dos fechas significativas: la romería a Santiago de Lóquiz, el primer domingo de junio, conjuntamente con el pueblo vecino Ganuza, y la celebración de los ‘txenderis’ en Nochevieja. Los niños del pueblo salen a la calle a medianoche para realizar una cuestación de alimentos por las casas del pueblo. En víspera de reyes, una merienda vuelve a reunir a los pequeños de la localidad.

Título

Así es OLLOBARREN

CATEGORÍA HISTÓRICA. Lugar

CATEGORÍA ADMINISTRATIVA. Concejo del municipio de  Metauten. 

PARTIDO JUDICIAL. Estella

MERINDAD. Estella

COMARCA. Valdega

ALTITUD. 570 m

POBLACIÓN. En 1986, 53 habitantes de hecho y 58 habitantes de derecho. 

DISTANCIAS. 55 km a Pamplona. A Estella, 12. 

COMUNICACIONES. Carretera local que enlaza con la comarcal NA-132, Estella-Tafalla-Sangüesa, a unos 4 km, aproximadamente. 

GEOGRAFÍA. El termino confina al N con Ganuza; al E con Arteaga, al S con Zufía, y al O con Ollogoyen. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies