ASOCIACIONES – Grupo de voluntarios de San Pedro – Al servicio del visitante y del patrimonio estellés

El colectivo religioso se encarga desde 2012 de abrir a diario las puertas de San Pedro de la Rúa y de mantener el templo ubicado en pleno Camino de Santiago

Después de la restauración de la parroquia de San Pedro de Estella, que dio comenzó en 2009 y finalizó en 2012, surgió el colectivo organizado que daría vida al templo. El grupo, formado por 70 integrantes, se ocupa de abrir la iglesia prácticamente todos los días del año y de ofrecer, además, una atención personalizada y familiar a todos los visitantes, turistas, naturales de Estella o peregrinos, haciendo hincapié en estos últimos.

Rosario Aldave, coordinadora del colectivo, explica cómo surgió la iniciativa. “Fue a César, al párroco de la iglesia, a quien se le ocurrió la idea. Aunque llevaba tiempo en su cabeza, no surgió hasta terminar las obras. Me lo comentó y lo dijo en todas las eucaristías que daba, y gracias al boca a boca, formamos el grupo”. César González Purroy, amante y delegado del Camino de Santiago, propuso el voluntariado pensando en los peregrinos, aunque el colectivo se dedica a todos los visitantes. El día 4 de junio de 2012, apenas dos días después de ser reabierta la parroquia, el grupo ya estaba organizando y en marcha.

A día de hoy son 70 voluntarios dedicados expresamente a la iglesia y a su preparación para acoger a los visitantes de cada día. Sin embargo, aunque no figuren como miembros del colectivo, Aldave no quiere descartar la gran labor que hacen algunas personas más. “La labor, por ejemplo, del jardinero es impecable. Toda la gente nos pide que le transmitamos su gratitud y alegría al ver el estado del claustro. Está precioso”, explica. “La sacristana también tiene una ocupación importantísima, sin ella la iglesia no estaría abierta de 6 a 8 de la tarde, y eso que llega antes y siempre se va más tarde. Vive entregada al voluntariado”, completa Charo Ugarte, una de las voluntarias.

Además, parte del coro y el servicio de limpieza aportan su granito de arena ofreciendo su ayuda de forma voluntaria. La coordinadora aprecia cada muestra de apoyo hacia la causa, incluso la más mínima, “no das nada para todo lo que recibes”, afirma.

Gracias a este grupo, todos los visitantes pueden acceder a la iglesia y admirarla en un perfecto estado y con una buenísima recepción. Aunque las funciones de los voluntarios se basan en abrir y cerrar la iglesia, mantenerla en buen estado y atender con la mejor de sus sonrisas a todo aquél que desee entrar, confiesan que les gusta tener a los peregrinos en las mejores condiciones. “César nos dijo que diéramos comida a quien tuviera hambre y bebida a quien tuviera sed, y eso hacemos. Ha instalado una pequeña neverita y un microondas”, cuenta Ugarte.

Fue Rosario Aldave en quien delegó González Purroy, quien se ocupó de crear los grupos por días y horas para repartir a los 70 participantes. “Pregunté día y horas que preferían cada uno de los voluntarios tener el turno, y poco a poco, modificando unas cosas y otras los organicé”, explica. Mantenemos la iglesia abierta de 10 a 13.30 horas, en tres turnos divididos entre las 10-11, las 11-12.15 y las 12.15-13.30.

Cada horario se le asigna a un grupo de personas, que suelen ser 3 o 4. Así, cada voluntario hace un turno al mes, aproximadamente. Sin embargo, quien lo prefiere puede hacer el turno con otro voluntario y cubrir, entre ambos, dos turnos. “Entre ellos se organizan, si uno falta se ayudan y si no me llaman a mí”, cuenta Aldave. “Rosario, además de organizar y supervisar suple casi todas las bajas que hay, aunque sean a última hora”, completa Ugarte.

43.000 visitantes

A lo largo de este pasado año, y calculando desde Semana Santa hasta octubre, han atendido a un total de 43.000 visitantes. Cuentan que son de todas las nacionalidades y que la mayoría son extranjeros que están en plena peregrinación. Se han encontrado con franceses, ingleses, alemanes, polacos, coreanos, chinos, africanos, australianos, neozelandeses… “Aunque no sepas idiomas siempre conseguimos entendernos”, confiesa Aldave. Algunos les piden que les dejen cantar, otros admiran, otros lloran mientras rezan postrados ante el altar; les cuentan anécdotas, les abren sus sentimientos y les relatan porqué hacen el Camino. Lloran y ríen juntos. “Es una gozada, una satisfacción enorme”, atestigua la portavoz.

Para la financiación de su servicio se presentaron al premio Hispania Nostra, como grupo pionero de voluntariado en Navarra, y han pedido también suministros a Coca Cola, aunque por el momento ninguna de las dos opciones ha dado frutos. Todos los gastos corren a cargo de los voluntarios. Desde el voluntariado recuerdan a quien le pueda interesar que todos son bienvenidos para unirse a su experiencia.

Título

DATOS


Formación: 4 de junio de 2012.

Voluntarios: 70 personas.

Coordinadores: César González Purroy y Rosario Aldave Azparren.

Financiación: Propia, por parte de los voluntarios.

Nuevos participantes: Se hace un llamamiento a todo aquél que desee participar. Todos serán bien recibidos.

Contacto: A través del número de teléfono de Rosario Aldave: 948-553289.

ROSARIO ALDAVE AZPARREN. Coordinadora


“Soy feliz recibiendo a todos, sobre todo a los peregrinos”

¿Qué te aporta el voluntariado a nivel personal?
Qué te diría yo, todo, me aporta todo. El máximo. Soy feliz recibiendo a todos, sobre todo a los peregrinos. Te enseñan sin hablar, te dan la mayor gratitud posible, su confianza, te abren sus sentimientos, lloran, ríen, cantan… Jamás me he encontrado con algo negativo.

Como coordinadora, ¿qué proyectos o ideas has impulsado? ¿Tienes alguno nuevo?
Un proyecto que fue precioso fue uno en que César delegó en mí para presentarnos al premio de Hispania Nostra como voluntariado. Estaba entusiasmada porque somos un grupo pionero en Navarra en lo que hacemos, pero había mucha burocracia. Aunque no ganamos fue una etapa preciosa y de mucho trabajo en la que todos y cada uno de nosotros, incluso más gente, nos involucramos. Ahora tengo en mente que Coca Cola envíe latas para dar a los peregrinos. Les he escrito un mail y he enviado una carta y, si no responden, lo volveré a intentar.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies