ASOCIACIONES – Charanga Malakate Goria – Listos para la temporada

El colectivo más animado de Mañeru calienta motores para sus fiestas de junio y el verano

Ya empieza a sonar la música de charanga. Llega el verano y las agrupaciones musicales más vinculadas con las fiestas se preparan para su temporada. Es momento de desempolvar la ropa blanca y roja y de intensificar los ensayos para sonar lo mejor posible, mientras la diversión gana enteros. Es el caso de la charanga Malatake Goria, de Mañeru, que se prepara para sus fiestas de finales de junio.

Malatake daba sus primeros pasos en el otoño de 1988, después de que se celebraba en la localidad un curso de solfeo. Las clases fueron el germen de la charanga que se formó como una forma de diversión y con el objetivo de contribuir a la vida, a la música y a la alegría en el pueblo. Por aquel entonces era director Jesús Roncal, quien se encargaba también de la charanga de Mendigorría.

Del grupo que inició la historia del colectivo queda sólo un integrante, el más veterano, Juan Pedro Beriain. Al año siguiente se sumó también Margarita Viguria, miembro en activo de la charanga, y las idas y venidas de gente fueron tejiendo su historia de más de ochenta nombres propios que han compuesto la banda sonora de Mañeru con música alegre en los momentos clave del municipio.

Ya han celebrado sus veinte años y van camino de los treinta. Actualmente son diecisiete los músicos que forman el variado grupo de instrumentos necesarios para tocar las canciones propias de las charangas. Saxos altos: Noelia Artázcoz, Andrea Olangua, Margarita Viguria y Koki Gómez (director); Xabi Unanua, saxo tenor; Ana Sierra y Paula Beriain, saxofón soprano; Patricia Díaz, clarinete; en la trompeta Juan Pedro Beriain, Héctor Otazu y Belén Lasterra; Manolo Herrera, con la caja; Beinat Martínez, con el bombo y Esther Sierra, con las chundas; sin olvidar el apoyo de otros músicos como Pedro Mendiondo, saxo alto; Javier Arrastia, saxo tenor, y Mikel Gil, saxo alto.

Aunque la charanga de Mañeru ha tenido momentos de mayor participación, tres chicas de entre 11 y 13 años han empezado a aprender saxofón con Koki Gómez. Una de las integrantes, Belén Lasterra, se refiere al momento actual del colectivo. “Estamos justos, la formación mínima para poder salir a tocar, y aún nos vendría bien algún bajo. Hace años estábamos más gente y salíamos muchísimo por los pueblos. Ahora salimos menos, pero sí que cumplimos con todas las fiestas y cosas que se organizan en Mañeru”.

Añade Lasterra que el periodo entre 2004 y 2010 fueron los años dorados en cuanto a participación en la charanga. “Era cuando yo entré, había mucha gente y se salía mucho a tocar por ahí. Había muy buen ambiente”, recuerda. Fue en aquel periodo, el 2008, cuando se celebró el veinte aniversario, uno de los hitos, positivos, que ha marcado la historia del colectivo.

Otros hechos han trazado la trayectoria de Malakate, en este caso en términos negativos, cuando en 2014 fallecía el que entonces era el director de la banda, Patxi Castellanos. “Él vino a ayudarnos con la charanga en 2004 y le dio un empujón muy fuerte. Su muerte fue una pérdida muy grande y marcó a la charanga desde el punto de vista personal y también musical. Por eso, que la charanga siga hoy trabajando, sin haber hecho ningún parón, es un logro por parte de todos nosotros”, añade.

En unos días, las calles de Mañeru, y de aquéllas localidades que les contacten, se comenzarán a llenar con las notas de las canciones de un repertorio en el que no faltan los pasacalles, los mambos con más ritmo, las mexicanas para todos los públicos y las versiones para charanga de canciones conocidas de rock. La música de charanga marca el inicio del verano y de las fiestas.

DATOS


FORMACIÓN: En marzo de 1988.

INTEGRANTES: Actualmente, diecisiete personas.

JUNTA: Presidenta, Belén Lasterra Estella. Vicepresidenta, Patricia Díaz Yoldi. Secretario, Xabier Unanua Cía. Tesorera, Margarita Viguria Losa. Vocal, Noelia Artázcoz Azcárate.

ACTIVIDADES: Participan en las fiestas de Mañeru y otros eventos festivos de la localidad. También acuden si les llaman a otros pueblos. Además, en fiestas de Estella se acercan a tocar a la residencia La Luz y, en sanfermines, acuden a la residencia de Beloso Alto.

JUAN PEDRO BERIAIAN ARBELOA. MIEMBRO VETERANO

“Somos un mal necesario. Si no tocamos se nos echa de menos”

¿Cómo ha evolucionado la charanga durante todo este tiempo?
Hemos ido mejorando en calidad. Al principio no teníamos ni idea de música. Tocábamos cosas más o menos sencillas y al unísono. También nos ocurría, siempre nos ha pasado, que hemos estado faltos de determinadas cuerdas, nos han faltado sobre todo bajos. Al principio tocábamos sobre todo pachanga, pasacalles, y ahora vamos dando el paso hacia otro tipo de canciones para tocar en parado.

¿Qué aportáis a la localidad?
Somos un mal necesario. Hay una cosa curiosa; cuando comenzamos en esto, ocurría que la gente mayor tenía más instrucción que nosotros. Para la gente mayor siempre ha sido muy importante, la charanga era estar de fiesta. Recuerdo que hubo un año que no salimos en fiestas, y nos lo echaban en cara. ”Nos habéis dejado sin la vuelta al pueblo”, nos decían. La verdad es que no tenemos al público detrás coreando, no es que levantemos pasiones, peor si no salimos la gente lo siente.

¿Por qué formas parte?
Porque me gusta la música y, si además, suena bien, pues mucho mejor. Es como cualquier otra afición y mientras pueda seguiré. Además, en Mañeru siempre ha habido mucha tradición, no sólo musical, sino cultural. A cualquier cosa que se ha organizado se apunta mucha gente.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR