ASOCIACIONES – Asamblea de Mujeres – Al pie del cañón por la igualdad

Desde su formación en 1997, el colectivo de naturaleza feminista reivindica el trato y participación igualitarios para la mujer en todos los ámbitos

La Asamblea de Mujeres funciona en Estella desde enero de 1997. En ese momento se constituía oficialmente un colectivo que ya funcionaba informalmente con anterioridad y que trabaja por la igualdad entre hombres y mujeres en la ciudad del Ega. En los primeros momentos de su formación, 31 socias pusieron todo de su parte por visibilizar a la mujer, no sólo para que “saliera de casa y se entendiera como algo normal”, también para defender su presencia en todos los ámbitos de la sociedad.

Aquél grupo de mujeres, algunas de cuyas integrantes siguen hoy en día al pie de cañón, tomaba, en cierto modo, el relevo de otro colectivo anterior, el Centro de Cultura Popular. Desde 1970 trabajaban por la educación social de las mujeres y por su empoderamiento, y siguió funcionado instaurada ya la democracia, aunque cada vez más debilitado. Su rol lo adoptó la Asamblea de Mujeres en los 90.

Gloria Dueñas Duque conoce la Asamblea de Mujeres de Estella desde su fundación. Forma parte del colectivo desde entonces. “Recuerdo que fue en torno al 8 de marzo de 1996 cuando empezó a gestarse la Asamblea de verdad. Hicimos un llamamiento general a las mujeres y nos fuimos juntando”.

Llegaron a superar la treintena en los primeros tiempos, aunque actualmente son 15 las socias que forman el colectivo, con edades comprendidas entre los 50 y los 80 años. “Fueron tiempos en los que peleamos mucho. Hasta hicimos sentadas en la carretera y cortamos el tráfico para pedir un local de reunión, y nos lo concedieron en la casa de cultura. También, gracias a la Asamblea de Mujeres, hoy existe en Estella el área de Igualdad. Lo pedimos nosotras porque antes de que se creara ya hacíamos la función de atender a las que lo necesitaran”, explica.

Junto a Gloria Dueñas, Celes Gómez de Segura y Concepción Ayúcar Los Arcos también conocieron los inicios del colectivo. Con el tiempo se fueron uniendo otras más, como por ejemplo Ana Elexpe Domínguez, la actual presidenta, y Mª Puy Beasain Oroz, que participan en el reportaje. Sus objetivos eran y son luchar por la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos y trabajar la sensibilización, “siempre con una convicción feminista”, defienden con firmeza. “Teníamos muy clara la idea del feminismo, que sobre todo se tuviera en cuenta que las mujeres son partícipes de la sociedad, que salen de casa y participan”.

“En aquellos años las mujeres no salían de casa para nada. La Asamblea rompió con aquello y se organizaron excursiones de día o de pasar la noche fuera”, apunta Ana Elexpe. “Incluso llegamos a organizar viajes de hasta cuatro días”, completa Gloria Dueñas. “Yo recuerdo que en tiempos estaba mal visto que una mujer entrara a un bar a tomarse sola un café”, apostilla Concepción Ayúcar.

Poco a poco

Afortunadamente, aunque a un ritmo que la Asamblea de Mujeres lo quisiera más rápido, las cosas han ido cambiando en algunos aspectos con el paso de los años. Pero todavía queda mucho por pelear. “Seguimos aquí porque las cosas no han cambiado para todas, porque es necesario seguir insistiendo. Las denuncias por violencia de género y los asesinatos están a la orden del día, ¿cómo vas a parar de reivindicar”, se cuestiona Elexpe.

La lucha contra la violencia de género también entre la población joven, la igualdad salarial, la ruptura del techo de cristal, la conciliación y el reparto de las tareas domésticas y los derechos para las viudas son cuestiones calientes en las que hay que seguir trabajando. “Lo que vemos es que mucha gente joven no se plantea muchas cosas porque han recibido muchas otras ya dadas”, añade la presidenta. “La incorporación de la mujer al trabajo y el hecho de que ya esté presente en todos los ámbitos de la sociedad son logros que se han ido consiguiendo”, apunta Gloria Dueñas.

Con su presencia en los días claves y un programa de actividades constante y estable en el calendario anual de Estella, la Asamblea de Mujeres, abierta a todas aquéllas que quieran participar, sigue tan activa como siempre. El colectivo organiza y celebra el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer; el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género; prepara un programa pre fiestas en defensa de la igualdad; y convoca una de sus actividades más exitosas, el Certamen Internacional de Literatura María de Maeztu.

A todo ello se suman conferencias, cursillos formativos abiertos a todas las mujeres, colaboraciones con otros colectivos en defensa de los desfavorecidos y el apoyo durante años a proyectos solidarios en Guatemala. Todo ello con la mirada puesta en un futuro igualitario, porque, dicen, queda mucho camino por recorrer.

ASÍ ES


FUNDACIÓN. La Asamblea de Mujeres se constituyó como colectivo el 20 de enero de 1997, aunque informalmente ya se reunía con anterioridad.

SOCIAS. Actualmente 15, con edades comprendidas entre los 50 y los 80 años. En sus primeros años, llegaron a formar parte hasta 31.

FINANCIACIÓN. Pagan una cuota de 6 euros al año. Reciben subvenciones por sus actividades del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Estella-Lizarra y del Instituto Navarro de Igualdad (INAI) del Gobierno de Navarra.

JUNTA. Ana Elexpe Domínguez (presidenta), Celes Gómez de Segura Gurrea (vicepresidenta), Mª Puy Beasain Oroz (tesorera), Josebe Martínez (secretaria) y Concepción Ayúcar Los Arcos y Mª José Aguirre Pascual (ambas vocales).

REUNIONES. El grupo se reúne una vez al mes para planificar las actividades. Su local actual se ubica en una de las salas del Hospital Viejo.

ENTREVISTA. ANA ELEXPE. PRESIDENTA


“El principal avance social es que la mujer sale de casa y tiene su espacio de ocio”

¿Cuál es el papel que tiene la mujer en la sociedad actual?
Yo diría que el de sobrevivir. Esta pregunta habría que hacérsela a un hombre, a ver si responde lo mismo.

¿Cuál puede ser el principal avance social del que el colectivo ha sido testigo?
Uno de los grandes avances es que la mujer ha encontrado su espacio de ocio. La mujer ahora es una ciudadana social, que sale a tomar un café, va al cine, al teatro, sale a bailar y recibe formación. Antes las cosas no eran así. En definitiva, ahora la mujer sale de casa y está igual de bien visto que si lo hace un hombre.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR