ASOCIACIONES – Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro – En defensa de un recurso natural y turístico de primer orden

ASOCIACIONES – Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro – En defensa de un recurso natural y turístico de primer orden

El colectivo, integrado por diferentes entidades públicas y privadas, vela por el mantenimiento, uso, desarrollo y promoción del recorrido que hacía el tren en territorio navarro

La Asociación Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro se constituyó el 22 de marzo de 2002 como entidad sin ánimo de lucro. La idea era, y es, agrupar a las entidades interesadas en el desarrollo integral de la Vía para conseguir diversos objetivos, como el de su mantenimiento y promoción. El colectivo lo integran como socios numerarios la Asociación Teder y las localidades por las que discurría el ferrocarril a su paso por Tierra Estella –Estella, Murieta, Ancín, Mendaza, Zúñiga, Acedo, Mendilibarri y Metauten- y como socios colaboradores, la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de Estella-Lizarra y el Consorcio Turístico Tierra Estella.

La Asociación trabaja, en concreto, y según sus estatutos, por impulsar, de forma integral y sostenible, la antigua Vía del Ferrocarril Vasco Navarro a su paso por Tierra Estella; mantener y conservar en perfectas condiciones la Vía;
realizar acciones de promoción, mantenimiento, consolidación y desarrollo, tanto de la vía como de las poblaciones vinculadas, y desarrollar el turismo en torno a su trazado.

Junto a ellos destaca, además, el impulso de la puesta en marcha de nuevos tramos de Vías Verdes en la comarca. En 2018 este objetivo se está viendo especialmente cumplido. La Asociación Teder y el resto de entidades implicadas, con la financiación del Ministerio de Medio Ambiente, han coordinado la ejecución del último tramo de conexión de la Vía, que va desde Zubielqui hasta Murieta.

A falta de algunos trabajos, como el pisado del firme y la señalización, este verano se inaugurará la obra, lo que permitirá tener completo un recurso de primer orden. La Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro discurrirá por Tierra Estella sin interrupciones, como lo hacía hasta que dejó de funcionar en 1967. “Ha costado veinte años, pero este último tramo deja concluido todo el recorrido navarro. Hay que reconocer el trabajo de Mancomunidad de Montejurra, que elaboró el proyecto técnico, paso previo para conseguir la subvención del Ministerio”, apunta la gerente de Teder, Irache Roa.

“Con este tramo terminado, se completa el recorrido hasta Vitoria, lo que ofrece un recurso integral de alta potencialidad que ayudará al emprendimiento, al desarrollo de proyectos turísticos, a la economía del territorio y que pondrá en valor los lugares que atraviesa”, añade Roa. El hecho de que el tramo esté completo facilita también que la Vía se pueda incluir en la Red Europea de Rutas Ciclistas, EuroVelo.

Actualmente la Vía Verde no ofrece datos sobre el uso y las visitas que recibe en Tierra Estella, como sí lo hace Antoñana. Esta localidad registra en torno a 240.000 visitantes al año, lo que da idea del atractivo que el tramo navarro completo tendrá para la zona. “Para poder medir en términos de tránsito, está previsto instalar un contador en un punto objetivo de la Vía, aún por determinar, a su paso por Tierra Estella”, añade Roa.

Desde la constitución de la Asociación, sus socios han trabajado intensamente en el mantenimiento y promoción del recurso, mediante diversas actividades. Entre ellas destaca el Día de la Vía Verde, con carácter anual, que se celebró por primera vez en el año 2014 y que atrae a cientos de cicloturistas y caminantes en el mes de septiembre.

Esta fiesta recuerda el paso del tren y el futuro de un recurso natural y de ocio con grandes beneficios para la zona.

ASÍ ES

FUNDACIÓN. La Asociación de la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro se constituyó al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, con personalidad jurídica y plena capacidad de obrar, sin ánimo de lucro.

JUNTA. En representación de los socios numerarios, Presidenta: Marta Astiz Calatayud, representante del Ayuntamiento de Estella-Lizarra. Vicepresidente: Francisco Javier Lizarraga Mansoa, representante del Ayuntamiento de Ancín. Secretario: Laureano Martínez Aramendía, representante de la Mancomunidad de Montejurra. Tesorera: Mariví Sevilla Marzo, representante de la Asociación Teder. Vocales: Gerardo Jiménez Ibáñez, representante del Ayuntamiento de Murieta; José Félix Pinillos Nievas, del Concejo de Acedo; Raúl Valencia Abáigar, del Ayuntamiento de Zúñiga; Javier Azcona Zabalza, del concejo de Mendilibarri; Javier Senosiain Paternáin, del Ayuntamiento de Mendaza, y Cristina Zudaire Landa, del Ayuntamiento de Metauten. En representación de los socios colaboradores: Eugenio Tardienta Aráiz, del Consorcio Turístico Tierra Estella, y Loreto San Martín Luis, de la Asociación de Comerciantes, Hostería y Servicios de Estella-Lizarra.

FINANCIACIÓN. La Asociación se financia a través de las cuotas anuales de los Ayuntamientos y Concejos y con la colaboración en especie de las entidades socias. Las aportaciones son 2.500 euros de los Ayuntamientos, excepto Estella que da 5.000 euros, y 50 euros de cuota simbólica que hacen los Concejos. El colectivo recibe también subvenciones públicas para la realización de acciones concretas.

En cuanto a la colaboración en especie, Teder asume la gestión de la Asociación y la coordinación de la brigada que realiza trabajos de mantenimiento en la Vía; la Mancomunidad de Montejurra ofrece su colaboración en proyectos técnicos, contrata a la brigada y cede maquinaria; el Consorcio se implica en la promoción turística y la Asociación de Comerciantes participa en actividades de promoción, también con la puesta a disposición del Tren Turístico.

BREVE HISTORIA DEL TREN

A lo largo de 140 kilómetros, desde la estación de Estella hasta la de Bergara, en Guipúzcoa, y pasando por Vitoria, se extendía el trazado del ferrocarril vasco navarro. Su construcción duró más de 40 años y se ­inauguró en 1927. Era dos años más tarde, en 1929, cuando el tren se electrificó convirtiendo la vía en la línea férrea métrica más importante de la península Ibérica. Cuarenta fueron también los años que el tren estuvo en funcionamiento, ya que en 1967 el servicio cesó por falta de rentabilidad.

En poco tiempo fue desmantelado. Testigo de aquel pasado son las estaciones de tren rehabilitadas que se reparten por diferentes localidades de paso del ferrocarril a lo largo de su trazado.

El tramo de Estella a Vitoria es, en concreto, un trazado sencillo y seguro que se puede recorrer a pie y también en bicicleta. Todavía están en uso algunas de sus infraestructuras como los túneles de Zubielqui, Acedo y Atauri, el viaducto de Arquijas, estaciones, apeaderos y cocheras, así como zonas de descanso habilitadas específicamente para el disfrute de los usuarios de la hoy Vía Verde del Ferrocarril.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies