ASARTA. Un Concejo inquieto

ASARTA. Un Concejo inquieto

La localidad fue muy popular hace unas décadas por la celebración de carreras de ranas durante las fiestas

Asarta, concejo del Ayuntamiento de Mendaza, se encuentra a 680 metros de altitud, en un bello entorno naturalístico. Sus recursos naturales representan el principal atractivo, con vistas a la sierra de Codés, a Dos Hermanas, a Costalera y a Lóquiz. El núcleo urbano, formado por casas de construcción tradicional, alguna con escudos heráldicos, está rodeado de bosques de encinas que permiten numerosos paseos.

“El arreglo de las calles representa la principal necesidad en Asarta
El Concejo tiene en la actualidad 61 vecinos empadronados, de los cuales en torno a cuarenta viven a diario. Su  alcalde, Jaime Zúñiga Ripa, explica que la población se mantiene estable en los últimos años, aunque es durante los fines de semana y en verano cuando más incremento de vecinos hay en el pueblo. “La gente viene a Asarta muy a gusto. Es un sitio atractivo, de hecho hay varias parejas de fuera, sin raíces en la localidad, que tienen aquí su segunda residencia”, explica Zúñiga.

La sociedad recreativa Azkarro, que adopta el nombre de un árbol autóctono de la zona, se encarga de dinamizar la vida social y cultural del pueblo. Durante los meses de invierno se hacen cenas y actividades, pero es sobre todo en verano cuando más iniciativas populares se ponen en marcha. “En verano hay mucho ambiente entre la gente y de padres y madres con hijos. Se hacen acampadas, excursiones en bici y caminatas. Cambia muchísimo la vida del pueblo en verano”.
La sociedad se ubica en el local de las antiguas escuelas, próximo a la plaza. Además del bar, alberga en su parte baja una sala grande para actividades y para comidas y cenas cuando hay un buen número de comensales. El edificio ofrece espacio también para la sala concejil que, en breve, va a compartir la actividad de las reuniones del pueblo con el uso de ludoteca. Varios son los vecinos menores de 18 años que viven en Asarta a diario y muchos más los que se juntan en vacaciones y fines de semana.

“Vamos a probar qué tal conviven ambos usos. Esperamos que los niños y los jóvenes sean respetuosos. Gracias a una subvención del cien por cien del departamento de Juventud del Gobierno de Navarra, tenemos equipamiento para la ludoteca, una televisión, unas mesas, armarios y juegos”, añade Jaime Zúñiga. Es una manera de ofrecer recursos lúdicos y un lugar de reunión, sobre todo cuando el tiempo no permite disfrutar al aire libre.

El aspecto del pueblo está más o menos cuidado. La mayoría de las casas han sido rehabilitadas en los últimos años respetando la estética tradicional en la zona. Se trata de caserones de piedra blanca, la típica de la zona, con los aleros y las esquinas de piedra roja. La iglesia de San Juan Bautista comparte también este estilo que mezcla los dos tipos de piedra y los dos colores.

Calles
Jaime Zúñiga, que desarrolla la actividad concejil junto con otras cuatro personas, afirma que la rehabilitación de las calles es una de las cuestiones básicas de un pueblo y una tarea pendiente en Asarta. “La principal necesidad del pueblo es sus calles. El saneamiento y la pavimentación. Con el dinero del Plan Zapatero se arregló una calle y las tuberías de la fuente que trae el agua de Nazar. Ahora tenemos aprobados para 2011 los arreglos de la calle Mayor y la plaza y para 2012, la calle La Florida, que bordea al pueblo”, explica.

En el centro del Concejo se encuentra el lavadero, recientemente rehabilitado e iluminado, con ayudas gestionadas por la asociación Teder. “Se trata del lavadero moderno. El antiguo se encuentra alejado del pueblo, en el campo. Hasta allí se iban las mujeres con los baldes en la cabeza para lavar la ropa. La construcción del nuevo añadió comodidad”, dice Zúñiga. Del antiguo, se mantiene la poza, pero abandonada y oculta entre la maleza. “Nos gustaría recuperarlo, pero el problema de siempre en estos pueblos es el dinero”.

¿Qué tiene de peculiar Asarta? Explica el presidente que hace unas décadas la localidad era muy conocida por la tradición en fiestas de hacer carreras de ranas. Según describe, las cuadrillas cazaban ranas en las charcas, las colocaban sobre carretillas y quienes llegaban a meta con las ranas en las carretillas ganaban. “Íbamos disfrazados y era muy divertido porque se ponían obstáculos, las carretillas saltaban y con ellas las ranas”, recuerda Jaime Zúñiga, como uno de los promotores de la idea.
Ya no se organizan carreras de ranas en la localidad. Pero les quedan sus fiestas patronales y variadas celebraciones. Asarta celebra las fiestas el tercer fin de semana de septiembre en honor de San Sebastián. El 20 de enero, San Sebastián, se hace una cena. Asarta, aunque es un pueblo pequeño, disfruta todos los años de Carnavales y sus vecinos no faltan a las romerías de San Gregorio y Codés.

Título

Así es ASARTA

CATEGORÍA HISTÓRICA. Lugar
CATEGORÍA ADMINISTRATIVA. Concejo del municipio de Mendaza
PARTIDO JUDICIAL. Estella
MERINDAD. Estella
COMARCA. La Berrueza
ALTITUD. 680 m
POBLACIÓN. En 1986, 81 habitantes de hecho y 89 de derecho. En la actualidad, 61 vecinos empadronados, en torno a 40 viviendo a diario
DISTANCIAS. 70 km a Pamplona, 23 a Estella, 12 a Los Arcos
COMUNICACIONES. Carretera local que enlaza con la comarcal NA-129 de Acedo a Lodosa.
GEOGRAFÍA. Limita al NO con Acedo al SO con Nazar y al SE con Mendaza .

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies