ARAMENDÍA. Colgando de Lóquiz

ARAMENDÍA. Colgando de Lóquiz

A nueve kilómetros desde Estella, el Concejo del valle de Allín destaca por su integración con el medio natural

Desde la carretera de acceso al pueblo, Aramendía (valle de Allín) se divisa engarzado en las peñas de Lóquiz. Una vez en la localidad, por calles empinadas y estrechas, en torno a las que se agrupan las casas, se accede a la iglesia de San Sebastián. Desde allí -los roquedos detrás- se divisa al frente el valle y los montes emblemáticos de la merindad de Estella: las peñeras de Echávarri y de San Fausto, Belástegui, Montejurra y Monjardín. Mirador excepcional, la visión sitúa sobre el terreno los pueblos de Eulz, Zufía, Larrión, Muneta, Amillano e Igúzquiza.

“La implicación de los vecinos hace posible una buena conservación de la localidad“
Al pie de la estribación de la sierra de Lóquiz, en la margen derecha del río Urederra, el pueblo se caracteriza, como el resto del valle, por su integración en la naturaleza. La vegetación característica son los robles y las encinas y cuenta también con alguna trufera natural. Las posibilidades de paseo representan una de las características principales de Aramendía.
 
El presidente del Concejo, José Miguel Gorricho Ochoa, asegura que durante los fines de semana llegan hasta la localidad autobuses de clubes de montaña y montañeros en coches particulares para acceder a la sierra. “El atractivo de Lóquiz es equiparable al de montañas relevantes. La integración de este pueblo en la montaña es un gran atractivo. Sales del pueblo y en 45 minutos has subido 600 metros de desnivel”, explica Gorricho, aficionado a la montaña.

El medio natural y otras circunstancias, como la proximidad a la capital de merindad, Estella, distante apenas 9 kilómetros, han permitido, en opinión del representante concejil que, a diferencia de otras localidades, la población haya crecido en Aramendía en los últimos años. “Ahora estamos 62 empadronados, mientras que en 1990 eran 50 los censados. Tenemos seis menores de 12 años y nacimientos recientes. La idea del abandono del pueblo yo creo que está superada. La proximidad a la ciudad permite combinar la vida rural y su tranquilidad con el acceso a los servicios”, apunta Gorricho.

Mejoras
Aramendía ha cambiado considerablemente, en palabras del representante concejil en los últimos años. Además de la sensibilidad demostrada de sus vecinos por el cuidado del pueblo y su implicación en tareas de auzolán, varias han sido las mejoras realizadas con cargo a tres Planes Trienales. En concreto, se ha obrado en el saneamiento, redes y pavimentación, se ha habilitado un foso séptico, mejorado el alumbrado, vallado los montes para el aprovechamiento comunal de hierba (principal ingreso) y se han construido muros de contención. “Es un pueblo implicado y hemos hecho varios muros con lo que supone la complicación de las cuestas”.

El patrimonio arquitectónico del concejo abarca la iglesia de San Sebastián, la ermita de San Martín, facero de Galdeano, Muneta y Aramendía, y un crucero-humilladero de gran importancia, protegido bajo un templete gótico. Se sitúa a las afueras de la localidad en dirección a Ganuza. Las fiestas de Aramendía se celebran el tercer fin de semana de septiembre.

Título

Así es ARAMENDÍA

CATEGORÍA HISTÓRICA Lugar
CATEGORÍA ADMINISTRATIVA. Concejo del valle de Allín
PARTIDO JUDICIAL. Estella
MERINDAD. Estella
COMARCA. Tierra Estella
ALTITUD. 470 m
POBLACIÓN. En 1986, 54 habitantes de hecho, 47 de derecho. En la actualidad, 62 empadronados.
DISTANCIAS. A Pamplona, 54 km. A Estella, 9 km
COMUNICACIONES. Carretera local a Estella que enlaza con la comarcar NA-122 Estella-Sangüesa
GEOGRAFÍA. Limita al NE con Muneta y al SO con Ganuza.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies