ANA VERGARECHEA – Primera alcaldesa infantil – “No pensaba que con 52 años pudiera recordar aquel día con tanta ilusión”

ANA VERGARECHEA – Primera alcaldesa infantil – “No pensaba que con 52 años pudiera recordar aquel día con tanta ilusión”

En la edición de 1979, los niños se votaron unos a otros para decidir quién presidiría la Corporación

Ana Vergarechea García, de 52 años, fue la primera alcaldesa infantil de Estella. En 1979 se inauguraba un acto que cede todo el protagonismo a los niños. En vez de rosco en el que hoy la suerte decide con la ayuda de un haba, en aquellas primeras ediciones los niños elegidos en la escuela se votaban unos a otros para designar al representante de la Corporación. El cohete, una comida en un restaurante y la presidencia en el Bombero Torero fueron algunos de los momentos del programa de aquel primer día. Ana Vergarechea recuerda su mandato con mucho cariño, emoción y nítidamente, como si fuera ayer.

¿Cómo viviste el cohete del Día del Niño?
Recuerdo ver desde el balcón la calle llena de gente. El auroro, el Che, la calleja de los gaiteros, estaba todo abarrotado, era impresionante. Después he vuelto a subir otras veces, sobre todo cuando mis hijas eran pequeñas, pero como aquél primer año, ninguno.

¿Cómo lo viviste?
Lo vivimos todos con muchos nervios en casa. Mi madre con los preparativos de la camisa y el pantalón, mi padre también nervioso… Salimos a la calle y en vez de ir los tres juntos, mi padre iba delante, yo detrás y mi madre después. Recuerdo muy bien ese día desde que me levanté, disfruté mucho.

¿Ha cambiado mucho la celebración de este acto?
No demasiado. La primera elección se hizo mediante votación en la escuela y luego nos recibieron en el ayuntamiento, donde nos votamos unos a otros para decidir el alcalde o alcaldesa infantil. Quedamos empatados yo y Beldarrain. En una segunda votación, Urzainqui, otro de los compañeros, me votó a mí y salí ganadora.
Nos sentíamos súper importantes. Fuimos a comer a La Cepa, y luego a mí y a dos más, creo que eran Beldarrain y Eguaras, nos montaron en una carroza para ir a la plaza de toros, a la actuación del Bombero Torero. El resto iban a pie. Paramos junto a la casa de mis abuelos, en la cuesta Entrañas, y nos hicimos una foto con ellos. Fue muy bonito.

¿Qué te gustaba de las fiestas cuando eras niña y con qué te quedas ahora?
Me gustaba mucho el baile, pero yo iba con mis padres a todos los sitios. Estaba muy empadrada y muy enmadrada. Me encantaba el encierro porque vivíamos en Espoz y Mina y bajaba con mi abuela al inicio del recorrido o iba con mis otros abuelos a ver pasar las vacas por la cuesta Entrañas.
Ahora, me quedo con los gigantes, siempre me han gustado. Son esbeltos y elegantes y, a día de hoy, cuando llega la Despedida el jueves, me pongo hasta triste. Lo vivo como una chiquilla. En mi opinión, son lo mejor de las fiestas y aunque no sabría cómo hacerlo, me encantaría poder bailarlos. También me ha gustado mucho siempre la bombada, y las comidas y cenas en cuadrilla.

¿Qué le dirías al nuevo alcalde infantil?
Que lo disfrute desde que abra el ojo. Yo no pensaba que con 52 años pudiera recordar aquél día con tanta ilusión. Muchas veces saco el álbum y miro aquéllas fotos.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies