Al norte de Guesálaz

Al norte de Guesálaz

La ermita de San Antonio de Padua, con la casa del ermitaño anexa, ofrece las vistas más amplias desde el término hacia el valle

Guembe se sitúa al norte del valle de Guesálaz, a 594 metros de altitud en las estribaciones de la sierra de Andía. Destaca por la belleza de su entorno natural, en el que llaman la atención los escarpes rocosos originados por varias regatas que descienden hasta el concejo. El puerto de Guembe, en dirección a Munárriz, ofrece unas vistas espectaculares del valle y como punto de interés se muestra la ermita de San Antonio de Padua con la casa del ermitaño.

La casa del ermitaño, adosada a la ermita de San Antonio de Padua, estuvo habitada hasta principios del 

siglo XX

Veintiocho son los vecinos empadronados actualmente en la localidad, de los cuales veinte viven en el pueblo a diario. Durante los fines de semanas y en temporada estival, la población crece con la llegada de vecinos que descienden de la localidad. Cada vez son más los hijos del pueblo que, una vez lo abandonaron en busca de oportunidades en la ciudad y que, tras jubilarse, regresan para llevar una vida más tranquila. 

La carretera cruza el pueblo, cuyo núcleo de viviendas se extiende sobre todo hacia su lado derecho. Las casas muestran un buen estado de conservación. Todas están rehabilitadas, menos la antigua vivienda del cura, que está siendo arreglada en la actualidad. También el lavadero se encuentra renovado y un parque, próximo a la sociedad del pueblo y del canal que cruza Guembe, destaca por ser uno de los rincones más cuidados. 

El presidente del Concejo, Juan José García González, explica que las actividades en auzolan permiten suplir la capacidad económica que no tiene el pueblo para realizar mejoras. “Hemos perdido varias subvenciones porque no podíamos afrontar el porcentaje que debíamos asumir. En auzolan hacemos las pequeñas cosas que podemos”, explica. 

En los últimos años, los vecinos han colaborado en la limpieza de matas, en el acondicionamiento de un espacio en el pueblo y su equipamiento como parque infantil; han construido un pequeño puente sobre el canal para evitar que los niños crucen la carretera desde el parque; también rehabilitaron el lavadero, pintaron la iglesia e hicieron diversas actuaciones de rehabilitación en la ermita de San Antonio de Padua, uno de los parajes más queridos por los vecinos. “El parque infantil lo habilitamos el pasado año. Teníamos una subvención pero no era suficiente, así que los vecinos hicimos donativos y pudimos acabar la obra”, añade Juan José García. 

La pavimentación de calles y el recrecimiento y ordenación del cementerio son, a juicio del presidente, las principales necesidades que tiene actualmente el pueblo. “Son dos temas pendientes, muy importantes y que no podemos asumir en auzolan. Hace unos años hicimos un proyecto del cementerio y nos costaba muchísimo dinero”.

Amplias vistas

A un kilómetro del núcleo urbano, por una pista forestal, se llega a la ermita de San Antonio de Padua. Desde allí amplias son las vistas del valle de Guesálaz e incluso se divisa el pantano de Alloz. La ermita ha sido rehabilitada en los últimos años por los vecinos. Se ha cambiado el tejado, se pusieron vigas de madera en el interior, y un vecino de la localidad la pintó por dentro. 

Adosada a la ermita se encuentra, en estado casi de ruina, la que fuera hasta principios del siglo XX la casa del ermitaño que cuidaba del edificio. En el interior se observa lo que antiguamente fue la cocina con una gran chimenea y los aposentos. 

El representante concejil se refiere a los vecinos como una comunidad muy activa. De hecho, además de las fiestas patronales, que se celebran en torno al segundo domingo de junio, otras son las actividades que se organizan, como la que han autodenominado ‘la fiesta del sombrero’. 

Precisamente la ermita acogió a principios del verano la celebración improvisada. “Imaginación y ganas no faltan en el pueblo. Para reunirnos organizamos una comida a la que todos acudimos con un sobrero. Yo digo que Guembe es como una familia. Los vecinos tienen sus cosas, como los hermanos en una familia son diferentes, pero cuando hay que juntarse o hay que hacer cosas la gente cumple”. 

Con motivo de las fiestas patronales de junio, la localidad celebra también la romería a San Antonio de Padua. Antiguamente más multitudinaria, la cita acogía a vecinos de todo el valle y se instalaban puestos de venta de dulces. A San Antonio de Padua se le atribuía el don de curar los males de garganta, hecho que atraía a numerosos romeros.  

En cuanto a la actividad económica en la localidad, destaca la tradición agropecuaria con dos agricultores y ganaderos y la presencia de una empresa textil dedicada a la compra-venta y distribución de vestidos de novia y de fiesta.

Título

Así es GUEMBE

CATEGORÍA HISTÓRICA. Lugar 

CATEGORÍA ADMINISTRATIVA. Concejo del valle de Guesálaz

PARTIDO JUDICIAL. Estella

MERINDAD. Estella

COMARCA. Guesálaz

ALTITUD. 594 m

POBLACIÓN. En 1986, 38 habitantes de hecho y de derecho. En la actualidad, 20 de hecho y 28 de derecho. 

DISTANCIAS. 36 km a Pamplona. A Estella, 22 km.

COMUNICACIONES. Carreteras locales que enlazan con las generales: N-111 Pamplona-Logroño, N-240 A, Pamplona-Vitoria, y la comarcal NA-120 Estella-Beasain. 

GEOGRAFÍA. Limita al N con Munárriz, al S y al O con Vidaurre y al E con Salinas de Oro. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies